Etiqueta: Compay Grillo

Compay Grillo está de luto

En días pasados falleció Tania Patria Arango, escritora integrante del taller especializado en literatura infantil Compay Grillo, autora de La nube blanda, cuento que da nombre a una antología.

De su partida, Félix Sánchez Rodríguez, expresó en superfil de Facebook:

Nuestro Taller de Literatura Infantil Compay Grillo supo hoy del fallecimiento hace unos días atrás de Tania Patria Arango (1944-2021), fundadora del taller y uno de sus miembros más queridos por todos. Ya no te veremos más asomar sonriente por la puerta de la Sala Infantil de la Biblioteca Provincial, Tanusha, repartiendo besos, humilde y laboriosa, dispuesta a leer siempre lo último escrito, escuchando cada criterio con respeto, amiga de todos, haciendo de la sesión de ese día un momento mejor con tu sola presencia. De todas tus fotos en el taller qué mejor que esta cuando celebramos uno de tus cumpleaños. Descansa en paz, amiga. Estos oscuros días de pandemia no nos permitieron acompañarte un poco, estar junto a ti en tus últimas horas. Ya nos reuniremos pronto para recordarte, para hablar de todo lo buena que fuiste, leer algunos de tus textos. Claro, claro que leeremos tu bello cuento “La nube blanda”. Como el personaje de ese cuento tú también te has ido hoy a esa nube y permanecerás por siempre allí. Bastará que levantemos un poco la mirada para verte con los ojos del corazón.

Ver menos

 

Diez preguntas tontas a un escritor

Por José Aurelio Paz

Tomado de Invasor

Foto: Alejandro García Sánchez

Cuando le leí el cuestionario por teléfono sentí un silencio aplastante al otro lado de la línea. Me sentí verdaderamente tonto a punto de cumplir mis 70, y solo atiné a balbucear: “Bueno, si las preguntas te parecen verdaderamente una tontería, no las respondas y no pasa nada”.

No quería repetir lo que casi todo el mundo sabe del escritor avileño Félix Sánchez, que nació en las rojas tierras de Ceballos un 11 de agosto de 1955; que es un narrador, ensayista, escritor, investigador y editor cubano multipremiado; que es, además, Doctor en Ciencias Pedagógicas y un tozudo, controvertido y perseverante intelectual que ha nadado a contracorriente de las burocracias y tiene una de las más completas y extensas biografías que existen en Wikipedia.

Pero, sobre todo, un soñador que no abandona su generoso magisterio de compartir conocimientos con escritores noveles para niños; de ahí que mantenga, como rara avis ya en la vida cultural de este país, un taller literario destinado al asesoramiento de quienes tienen la aspiración de aprender a escribir para el público más inocente y sincero que existe.

Quise, con estas “naderías periodísticas”, buscar otra arista del personaje, del ser humano que le habita. Con la exactitud propia de un monje me envió las respuestas que ahora comparto y hasta me aseguró que, al final, las preguntas le parecieron atractivas, como un juego cómplice donde el genio del escritor me salvó del descalabro, por la ingeniosidad de sus respuestas, de no parecer tan tonto.

No por gusto prefiere para escribir la Helvética 10, una tipografía amada y odiada por muchos, pero sin la que, según los estudiosos, sería imposible entender el diseño tipográfico. Y un puntaje tan pequeño me da otra pista envidiable: vista de águila para seguir subiendo a la cumbre.

—Si no hubieras nacido en el siglo XX y en Ceballos, ¿en qué tiempo y dónde te habría gustado nacer?

—En la Escandinavia del siglo IX. El gusto por las películas de vikingos sigue vivo en mí. Habría sido un vikingo muy pacífico, pero vikingo al fin. Todos los objetos que crearon fueron muy belicosos, pero de una preciosidad sin igual. Una nave vikinga solo la pudo diseñar Dios.

—Si no hubieras venido en cuerpo de hombre, sino de mujer, ¿qué mujer te gustaría ser?

—No hay por qué sonrojarse ante una pregunta así. Elegiría de entre el cuarteto formado por Nicole Kidman, Yelena Isinbayeva, Mireille Mathieu y Romy Schneider. Y trataría de explotar todas las ventajas de la secreta cercanía a ellas, por supuesto.

—Supongamos que no eres un ser humano, sino un objeto, ¿qué serías?

—Un reloj de pared. Me tendrían en un lugar visible y me mirarían constantemente. Disfrutaría viendo a todos correr una vez los llamara a gritos. Eso de mover constantemente los brazos me mantendría físicamente bien.

—¿Y si fueras un invento…?

—La rueda. Obra de nacimiento misterioso. Muy útil, viajera, y sin nadie con patente de propiedad sobre mí.

—Transformado en naturaleza: ¿vendrías como río, mar, árbol, flor, pájaro, nube, reptil, insecto…?

—Río. Así aseguro una vida larga y muy refrescada, con nombre propio y regalando peces sin temor a quedarme algún día sin ellos.

—¿Si en lugar de hombre, sonaras como una canción?

—Cualquier canción. Pero una que cante todos los días una bella cantante italiana asomada a su balcón, mirando a las personas que pasan bajo ella y le tiran besos de gratitud.

—Un instrumento musical…

—Uno muy simple, que esté en todas las orquestas sinfónicas y trabaje poco, como el triángulo. Eso me permitiría disfrutar el bello sonido de los otros sin mucha preocupación por lo que tengo que hacer.

—Si fueras un libro…

—Un humilde libro de consejos para vivir, al que acuda la gente desesperada, y te haga sentir, por tanto, bien y útil.

—Si reencarnaras, ¿qué personaje serías de la historia o la ficción?

—De la ficción. Ivanhoe. No solo porque en la película de 1952 le toca salvar a Elizabeth Taylor, que asume el papel de Rebeca, enamorada de él. Fue un libro que leí en esos años de la infancia cuando la ficción nos endulza la realidad. Todavía recuerdo el día en que mi padre lo llevó a la casa.

—Si simplemente fueras una naranja regresando a los campos de Ceballos, ¿qué le dirías a esa tierra?

—Nunca me fui, solo estaba dando un paseo muy largo. Aún muerto seguiré aspirando ese olor inconfundible de tus naranjas y tus mandarinas.

Compay Grillo con La Espuela

Compay Grillo recibió en el día de ayer 12 de febrero al Taller literario La Espuela, de la ciudad de Morón, especializado en la literatura humorística representado Ismael Cruz Parada, José Manuel Laredo, Servando Carvajal y Bufer. Una alegre mañana con las tradicionales enseñanzas y ejercicios de redacción de nuestro coordinador, y maestro, Félix Sánchez Rodríguez, lecturas de poemas, cuentos, crónicas, acompañados del delicioso café que siempre nos brinda Mayda Batista y la entrega de un reconocimiento a Miguel Ángel Ochoa, reconocido escritor con muchos años de permanencia en el taller.

En la cita los escritores debatieron sobre la nula inserción de los escritores cubanos de la actualidad en los programas educativos de las escuela cubana.

Nuevos éxitos de dos grillistas, en concursos

En los últimos días, la literatura avileña se congratuló con un premio y una mención obtenidos por los escritores LLamil Ruíz González y Lionesky Buquet, respectivamente.

Llamil, en el concurso Premio Fundación de la Ciudad de Nueva Gerona 2019, conquistó el lauro en narrativa por unanimidad con el título Meandros, obra que prevaleció por la coherencia, alto vuelo discursivo y crudo realismo, según dictamen del jurado.

Lionesky, con su microrrelato Respuesta, obtuvo mención en el I concurso Mensual Internacional de microrrelatos online Sagitario, convocado por la red social Boukker. Concurso del que sus convocantes, en el anuncio de los ganadores, expresan, hay dos cosas que destacar. Primero la extraordinaria participación. Segundo, la alta calidad presente en la mayoría de los relatos. Boukker se convierte en una red donde se dan cita muy talentosos escritores y esto nos hace muy felices. Enhorabuena a todos los participantes, especialmente a los premiados: https://sagitario.boukker.com/sagitario.html

 

Una invitada sorprendente

En la sesión de este segundo miércoles de octubre, tuvimos la grata visita de Diana María Borroto Ortega, talentosa niña que cursa el cuarto grado en la escuela Luz y Caballero, en Ciego de Ávila. Para sorpresa de todos, Diana María, leyó bellos textos de su autoría, algunos de los cuales han sido merecedores de premios en concursos convocados en su escuela. Los grillistas asistentes quedamos impresionados por el ingenio de la pequeña, no solo en la literatura, pues resulta ser una excelente declamadora.

En la sesión fueron leídos cuentos de escritores miembros del taller, que recibieron la evaluación del mejor juez de la literatura infantil, una niña, nuestra protagonista, que además habló sobre sus sueños de ser escritora y bailarina y en el intercambió recibió recomendaciones de los presentes, el mejor de ellos, que leyera mucho y que escribiera sin miedo y sobre todo con amor.

Mensaje de Betsabeth Mariam Zaldívar a Taller Compay Grillo

El pasado día 11 de septiembre el taller celebró sus quince años de creado. Su escritora más joven, Betsabeth Mariam Zaldívar, (nacida en 2002), no pudo asistir porque estudia en la Universidad Central Marta Abreu y nos envió este emotivo mensaje.

Para Félix Sánchez Rodríguez

Holaaaa…….. Ja ja, me llegó la advertencia de que quien no se reporte se le da baja, así que aunque no puedo estar por lo menos escribí algo para que lea ese día si se da la oportunidad. En la escuela me va muy bien, estoy enamorada de mi carrera, aunque eso si, tengo que leer hasta el cansancio, pero ya verás que un día regreso hecha toda una mujer, espero, ese día también un poquito más gorda. Muchos besos.

Para Compay Grillo

Holaa… Si el Compay Grillo pensaba que me iba a perder la fiesta, informo que se equivoca. Cuando uno pasa más de un año transitando cada segundo miércoles por la biblioteca aunque se mude a Neptuno seguirá llevándola en el corazón. Yo, por ejemplo, sentada en una de las aulas de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, no puedo pensar en otra cosa que no sea el taller, ese que cumple hoy 15 años y yo, por estudiosa, no podré festejar.

Los imagino a todos sentados junto a la mesa, Pacheco con la rifa, vendiendo números, Mayda con el café, Lozada preparando una rima, Ilieva, Leo, Yasmani, de indisciplinados todos, conversando y Félix que hagan silencio, que no dejan escuchar…. Los imagino y se me llenan los ojos de lágrimas.

Un día fui yo la nueva, la que todo el mundo miraba curioso preguntándose qué iba a dar, a la que le temblaba la voz y un poco también las manos. Miraba entonces alrededor y solo veía sonrisas, que de tan sinceras intimidaban. Pero pronto pasó el miedo, el pánico a leer en público, a equivocarse, si uno escribía una oración mal ahí estaba ese gran hombre de apellido Sánchez para encontrarle algo bueno al texto. Pasaron las cosas buenas y malas y con ellas también el tiempo pasó, sin embargo, ese tiempo en el Compay Grillo al que todavía perteneceré si me dejan, me marcó como muchacha, como estudiante y sobre todo como persona. El Compay Grillo para mi sigue siendo Familia, Amigos, Risas, y también el culpable de que me encuentre hoy estudiando la carrera de Filología, tan lejos de Ciego y de su festejo.

Apuesto seguirán llegando integrantes bueno, talentosos, con futuro dentro de la literatura y la lista de Félix parecerá un pergamino de tantos nombres. Pero entre todos esos, por favor, que no se quite el mío, porque cualquier día los sorprendo y van a tener que buscarme cama y comida ja ja. Un abrazo para todos, para que lo repartan junto con la merienda que se que va a ser a lo grande y que cumpla muchos más. Los quiero.

Compay Grillo celebra sus quinces años.

 

En el día de ayer los miembros del Taller Especializado en Literatura Infantil Compay Grillo celebraron los quince años de creado. Con la apertura a cargo del trovador avileño Héctor Luis de Posada, en el balance realizado por su coordinador Félix Sánchez Rodríguez se destacó la notable incidencia que ha tenido el taller en la literatura infantil de la provincia. Con sesión en los segundos miércoles de cada mes durante estos quince años, la obra de sus integrantes ha sido publicada en dos antologías, ganado múltiples premios en concursos nacionales e internacionales y han participado en diferentes Encuentros Debates de Talleres Literarios. Varios de sus escritores han sido publicados por Ediciones Ávila, Gente Nueva y otras editoriales.

Un acuerdo de la celebración fue retomar el concurso Compay Grillo, de cuento y poesía infantil, que se realizaba en años anteriores, durante la realización de la Feria Internacional del Libro en Ciego de Ávila.

Un panel integrado por los escritores Mayda Batista, Joel Lozada, Leoneski Buquet, Idania Ocampo y Llamil Ruiz debatió sobre el significado del Taller en sus vidas y la gran labor pedagógica y literaria de su coordinador Félix Sánchez Rodríguez, alma y guia de los escritores de literatura infantil en la provincia.