Etiqueta: Ciego de Ávila

Diez preguntas tontas a un escritor

Por José Aurelio Paz

Tomado de Invasor

Foto: Alejandro García Sánchez

Cuando le leí el cuestionario por teléfono sentí un silencio aplastante al otro lado de la línea. Me sentí verdaderamente tonto a punto de cumplir mis 70, y solo atiné a balbucear: “Bueno, si las preguntas te parecen verdaderamente una tontería, no las respondas y no pasa nada”.

No quería repetir lo que casi todo el mundo sabe del escritor avileño Félix Sánchez, que nació en las rojas tierras de Ceballos un 11 de agosto de 1955; que es un narrador, ensayista, escritor, investigador y editor cubano multipremiado; que es, además, Doctor en Ciencias Pedagógicas y un tozudo, controvertido y perseverante intelectual que ha nadado a contracorriente de las burocracias y tiene una de las más completas y extensas biografías que existen en Wikipedia.

Pero, sobre todo, un soñador que no abandona su generoso magisterio de compartir conocimientos con escritores noveles para niños; de ahí que mantenga, como rara avis ya en la vida cultural de este país, un taller literario destinado al asesoramiento de quienes tienen la aspiración de aprender a escribir para el público más inocente y sincero que existe.

Quise, con estas “naderías periodísticas”, buscar otra arista del personaje, del ser humano que le habita. Con la exactitud propia de un monje me envió las respuestas que ahora comparto y hasta me aseguró que, al final, las preguntas le parecieron atractivas, como un juego cómplice donde el genio del escritor me salvó del descalabro, por la ingeniosidad de sus respuestas, de no parecer tan tonto.

No por gusto prefiere para escribir la Helvética 10, una tipografía amada y odiada por muchos, pero sin la que, según los estudiosos, sería imposible entender el diseño tipográfico. Y un puntaje tan pequeño me da otra pista envidiable: vista de águila para seguir subiendo a la cumbre.

—Si no hubieras nacido en el siglo XX y en Ceballos, ¿en qué tiempo y dónde te habría gustado nacer?

—En la Escandinavia del siglo IX. El gusto por las películas de vikingos sigue vivo en mí. Habría sido un vikingo muy pacífico, pero vikingo al fin. Todos los objetos que crearon fueron muy belicosos, pero de una preciosidad sin igual. Una nave vikinga solo la pudo diseñar Dios.

—Si no hubieras venido en cuerpo de hombre, sino de mujer, ¿qué mujer te gustaría ser?

—No hay por qué sonrojarse ante una pregunta así. Elegiría de entre el cuarteto formado por Nicole Kidman, Yelena Isinbayeva, Mireille Mathieu y Romy Schneider. Y trataría de explotar todas las ventajas de la secreta cercanía a ellas, por supuesto.

—Supongamos que no eres un ser humano, sino un objeto, ¿qué serías?

—Un reloj de pared. Me tendrían en un lugar visible y me mirarían constantemente. Disfrutaría viendo a todos correr una vez los llamara a gritos. Eso de mover constantemente los brazos me mantendría físicamente bien.

—¿Y si fueras un invento…?

—La rueda. Obra de nacimiento misterioso. Muy útil, viajera, y sin nadie con patente de propiedad sobre mí.

—Transformado en naturaleza: ¿vendrías como río, mar, árbol, flor, pájaro, nube, reptil, insecto…?

—Río. Así aseguro una vida larga y muy refrescada, con nombre propio y regalando peces sin temor a quedarme algún día sin ellos.

—¿Si en lugar de hombre, sonaras como una canción?

—Cualquier canción. Pero una que cante todos los días una bella cantante italiana asomada a su balcón, mirando a las personas que pasan bajo ella y le tiran besos de gratitud.

—Un instrumento musical…

—Uno muy simple, que esté en todas las orquestas sinfónicas y trabaje poco, como el triángulo. Eso me permitiría disfrutar el bello sonido de los otros sin mucha preocupación por lo que tengo que hacer.

—Si fueras un libro…

—Un humilde libro de consejos para vivir, al que acuda la gente desesperada, y te haga sentir, por tanto, bien y útil.

—Si reencarnaras, ¿qué personaje serías de la historia o la ficción?

—De la ficción. Ivanhoe. No solo porque en la película de 1952 le toca salvar a Elizabeth Taylor, que asume el papel de Rebeca, enamorada de él. Fue un libro que leí en esos años de la infancia cuando la ficción nos endulza la realidad. Todavía recuerdo el día en que mi padre lo llevó a la casa.

—Si simplemente fueras una naranja regresando a los campos de Ceballos, ¿qué le dirías a esa tierra?

—Nunca me fui, solo estaba dando un paseo muy largo. Aún muerto seguiré aspirando ese olor inconfundible de tus naranjas y tus mandarinas.

Juegos Florales llegan al espacio virtual

Tomado de Invasor

Por Ailén Castilla Padrón, 21 demayo de 2020.

Foto: logo del evento

Porque los Juegos Florales no podían morir en su edición XXVI, la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila trae una propuesta diferente en medio del aislamiento social, pero igual de prometedora: hacer del espacio virtual el escenario ideal para que la literatura discurra y se enaltezca a los creadores.

Los otros detalles los aporta Roberto Carlos Armas Díaz, jefe de la sección de Literatura y coordinador, al explicar que bajo el nombre La Llave Pública ha echado a andar una página en Facebook con contenido actualizado sobre el certamen y numerosas iniciativas patentizadas por los artistas.

Desde fragmentos de poemas y libros hasta contar la historia que comenzó hace más de 20 año con la primera edición del certamen son los retos que asumen, precisamente, cuando el avance de la Covid-19 ha obligado nuevas formas de hacer y pensar el arte.

Como plato fuerte y paralelamente a estas acciones sesionará el jurado encargado de otorgar el Premio de Narrativa La Llave Pública, galardón que desde hace años alterna con el Premio Poesía de Primavera y debe su nombre a un libro del escritor avileño Félix Sánchez, quien por estos días conmemora 20 años de la salida al mercado de su segunda edición.

Para que la participación no se quedara por debajo de las expectativas, los plazos para la recepción de la obras debieron variar y se aceptó la entrega en formato digital, de ahí que se contabilizan siete autores en concurso, donde el ganador verá publicada su obra bajo el sello de Ediciones Ávila.

Para los días 28 y 29 de mayo llegará el veredicto y el cierre por todo lo alto del contenido on-line difundido, fecha que también coincidirá con el aniversario 34 de la muerte de Onelio Jorge Cardoso, cuentero mayor a quien se le dedica el evento y el sentido homenaje de los escritores del terruño.

De cómo los Juegos Florales han sabido mantener y ensanchar horizontes en las carteleras culturales de la provincia pudiera decirse mucho, pero quizás lo más exigente ha sido reinventarse hoy cuando el mundo ha parado y ha mirado en derredor, y cuando a la cultura le ha tocado sanar.

Compay Grillo con La Espuela

Compay Grillo recibió en el día de ayer 12 de febrero al Taller literario La Espuela, de la ciudad de Morón, especializado en la literatura humorística representado Ismael Cruz Parada, José Manuel Laredo, Servando Carvajal y Bufer. Una alegre mañana con las tradicionales enseñanzas y ejercicios de redacción de nuestro coordinador, y maestro, Félix Sánchez Rodríguez, lecturas de poemas, cuentos, crónicas, acompañados del delicioso café que siempre nos brinda Mayda Batista y la entrega de un reconocimiento a Miguel Ángel Ochoa, reconocido escritor con muchos años de permanencia en el taller.

En la cita los escritores debatieron sobre la nula inserción de los escritores cubanos de la actualidad en los programas educativos de las escuela cubana.

Mensaje de Betsabeth Mariam Zaldívar a Taller Compay Grillo

El pasado día 11 de septiembre el taller celebró sus quince años de creado. Su escritora más joven, Betsabeth Mariam Zaldívar, (nacida en 2002), no pudo asistir porque estudia en la Universidad Central Marta Abreu y nos envió este emotivo mensaje.

Para Félix Sánchez Rodríguez

Holaaaa…….. Ja ja, me llegó la advertencia de que quien no se reporte se le da baja, así que aunque no puedo estar por lo menos escribí algo para que lea ese día si se da la oportunidad. En la escuela me va muy bien, estoy enamorada de mi carrera, aunque eso si, tengo que leer hasta el cansancio, pero ya verás que un día regreso hecha toda una mujer, espero, ese día también un poquito más gorda. Muchos besos.

Para Compay Grillo

Holaa… Si el Compay Grillo pensaba que me iba a perder la fiesta, informo que se equivoca. Cuando uno pasa más de un año transitando cada segundo miércoles por la biblioteca aunque se mude a Neptuno seguirá llevándola en el corazón. Yo, por ejemplo, sentada en una de las aulas de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, no puedo pensar en otra cosa que no sea el taller, ese que cumple hoy 15 años y yo, por estudiosa, no podré festejar.

Los imagino a todos sentados junto a la mesa, Pacheco con la rifa, vendiendo números, Mayda con el café, Lozada preparando una rima, Ilieva, Leo, Yasmani, de indisciplinados todos, conversando y Félix que hagan silencio, que no dejan escuchar…. Los imagino y se me llenan los ojos de lágrimas.

Un día fui yo la nueva, la que todo el mundo miraba curioso preguntándose qué iba a dar, a la que le temblaba la voz y un poco también las manos. Miraba entonces alrededor y solo veía sonrisas, que de tan sinceras intimidaban. Pero pronto pasó el miedo, el pánico a leer en público, a equivocarse, si uno escribía una oración mal ahí estaba ese gran hombre de apellido Sánchez para encontrarle algo bueno al texto. Pasaron las cosas buenas y malas y con ellas también el tiempo pasó, sin embargo, ese tiempo en el Compay Grillo al que todavía perteneceré si me dejan, me marcó como muchacha, como estudiante y sobre todo como persona. El Compay Grillo para mi sigue siendo Familia, Amigos, Risas, y también el culpable de que me encuentre hoy estudiando la carrera de Filología, tan lejos de Ciego y de su festejo.

Apuesto seguirán llegando integrantes bueno, talentosos, con futuro dentro de la literatura y la lista de Félix parecerá un pergamino de tantos nombres. Pero entre todos esos, por favor, que no se quite el mío, porque cualquier día los sorprendo y van a tener que buscarme cama y comida ja ja. Un abrazo para todos, para que lo repartan junto con la merienda que se que va a ser a lo grande y que cumpla muchos más. Los quiero.